Thursday, August 02, 2007

Paseo Bike Center – Hacia la Puerta del Diablo



Como que esto de escribir relatos cada vez se esta volviendo más complicado, o realmente quizá se trata solo de tener un buen argumento para escribir, o volver a las inspiraciones iníciales que me motivaron ha realizar esta tarea, pues siguiendo esta línea he de reconocer, que durante el recorrido que realizamos el pasado domingo 29 de Julio de 2007, pude palpar el entusiasmo con el que muchos de los ciclistas que se dieron a la tarea de pedalear en el paseo organizado por nuestros amigos de Bike Center, le imprimieron a lo largo del recorrido, lo cual me hizo recordar mis primeras andanzas en este deporte y las ganas desmedidas que se sentía de hablar de estas hazañas ciclísticas, de tal forma con esto en mente, mientras transcurrió el recorrido me puse manos a la obra a tratar de ir haciendo pequeñas fotografías mentales de los detalles que pude observar y que en este momento comparto con todos ustedes.

Todo paseo inicia con nuestra querida Yoli, sentada en cualquier parte, con su cuaderno en mano bolígrafo “afilado” en la oreja, las pulseras de colores en la otra mano y el llamado a todos los ciclistas de que pasen a confirmar su asistencia o bien a “pagar” (por cierto déjense de hacer trampas… jejejeje “paguen”…..) entre los saludos cordiales entre uno y otro ciclista y los ajustes de bicicletas de ultimo momento que le toca hacer al pobre Martín, van transcurriendo los minutos y con ello llega la hora de dar el llamamiento oficial de que el recorrido ha dado inicio.

En esta oportunidad sabíamos (al menos yo) que el recorrido sería exigente, es decir que había que pedalear en serio…. Uhmmmm que panorama más sombrío, pues que les puedo decir, del punto de partida teníamos que salir con rumbo al desvió de la calle a Huizucar… si, si, si, ahí donde están pensando es…. La primera prueba de resistencia del recorrido consistía en subir esa calle pavimentada hacia Huizucar, condenada cuesta que algunos de los participantes al recorrido obviaron transitar desviándose en la intersección de la calle principal del pueblo y buscaron irse por la famosa engramada y salir en la parte de arriba de la cuesta que tuvimos que conquistar nosotros, en fin iniciamos el famoso ascenso junto con Ricardo Santos, a quien pude seguirle el paso solo hasta el primer cuarto de la cuesta y de ahí para allá solo lo veía a lo lejos, no obstante me exigí a mi ritmo y termine la primera prueba sintiéndome muy bien, en ese trayecto pude ver el esfuerzo que iban haciendo algunos de los ciclistas quienes se les dibujaba en el rostro la incertidumbre de cuando termina esta M***.

El subir la cuesta pavimentada, era una pequeña prueba para todo lo demás que faltaba del recorrido y el solo hecho que de la cresta de esa subida era necesario seguir ascendiendo hasta llegar a la cruz, hizo desesperar a muchos y a otros mucho más que prefirieron no asistir al paseo por considerarlo muy agotador, en fin bien por estos últimos porque son unos viejos sabios que seguramente llegaran a bien “viejistillos” porque si saben seguir consejo….jejejeje. Para los tercos como todos los que fuimos, no nos toco de otra que reírnos de nuestro doloroso destino y seguir pedaleando y motivandonos en cada vuelta de pedal, finalmente llegamos al primer abastecimiento y ha decir verdad en ese punto, pude constatar que no sentía ánimos sinceros de pedalear, pero ni modo había que continuar, total ya estaba ahí de la cruz al mirador ya todos saben que hay que continuar subiendo, aunque sea poquito pero es subida y sin ganas y después de haber venido ascendiendo no cae muy en gracia ver que las cuestas siguen una tras de la otra, pero en fin subimos al mirador y de ahí continuo un estupendo descenso hasta el punto en el que nos encontramos con dos flechas ambas indicaban el camino a seguir por Expertos y Novatos, a la derecha para los primeros y hacia la izquierda es decir rumbo hacia Casa de Piedra para los segundos, alguien me expreso que el significado de las flechas se traducía en el caso de Novatos “rumbo a comer pupusas” y expertos “rumbo a comer M***” jejejeje, Dios nos pone señales a todos pero nosotros no somos capaces de decifrar estos mensajes en fin sin ser expertos nos dimos a la tarea de ir a comer M*** jejejejeje.

Al poco rato de ir sobre este tramo de expertos me fui preocupando de ver que íbamos descendiendo mucho y que si teníamos que salir a la Puerta del Diablo, nos iba a llevar precisamente el diablo intentando subir…. Pero bueno ya estábamos ahí y ni modo al mal tiempo buena cara y además, las penas con pan son buenas, así que saque un mi chocolatillo y me lo trague y se empezó a poner aquello color de hormiga mis amigos, la primera cuesta era empedrada la condenada y sin ser muy prolongada la pendiente de esta al menos desde abajo imponía respeto al punto que algunos ni quisieron intentar subirla mientras que para otros fue solo cosa de concentración y “jüerza” en las “pezuñas” y venga “parriba” ya con el corazón en la boca por aquello del cansancio y con la lengua totalmente de “juera” continuamos pedaleando por suerte luego de ese trayecto continuaban los descensos así como continuo mi preocupación por lo que nos venia posteriormente, finalmente llegamos a la zona de los Bambúes …. Wooooooooooooooow me quede impresionado, la verdad es que para quienes nos atrae la naturaleza estar en medio de lugares como estos nos llena de una tremenda paz y nos desconecta por completo de todo lo demás, llegamos al puente y sabíamos que de ahí para allá la cosa se ponía negra señores, para empezar subir todo empedrado que no tenia fin y que hacia resbalar las llantas por lo lisas que se encuentran las piedras, no fue tarea fácil para un servidor, pero como pude, arañando las piedras y mordiendo la lycra … jejejeje terminamos de subir y llegamos al segundo abastecimiento.

Ingenuamente considere que lo difícil ya había pasado, pobre iluso, si lo complicado recién comenzaba, del segundo abastecimiento a la Puerta del Diablo, había todo un infierno que atravesar y les digo que eso si que “jüe” “cachimbiado” “nuay” “padonde” “pijiado, pijiado” a pura vuelta de pedal íbamos …. Bueno al menos yo…. Otros me imagino, los verdaderamente expertos no se trato mas que otra vuelta mas que hay que hacer, pero para mi fue cosa de purgar penas y ahí creo haber dejado saldadas mis cuentas, llegue a la puerta del diablo, que para mi la bautice la puerta del cielo porque ya en ese lugar sabía que el sufrimiento finalmente había terminado, ahí arriba estaba Ricardo Santos, ya bien relajado mientras que yo estaba que ya no daba la hora de lo cansado, pero en fin continuamos pedaleando hasta llegar a la meta.

Pese a todo les puedo decir que el recorrido lleno mis expectativas y me hizo recordar el porque el ciclismo de montaña es tan especial, felicito a Bike Center y a Yoli sobretodo, por no perder sus ánimos y mantenerse firme pese a todas las vicisitudes y salir adelante como siempre con la ayuda de Dios, sigan así por favor, porque creo que somos más los que reconocemos su trabajo, sacrificio y amor por este deporte que los que se quejan y critican y no hacen nada porque las cosas cambien.

Un abrazo y mis sinceros deseos para la pronta recuperación de Oscar, de quien esta demás decir que se te extraña mucho, pero que a la vez no dudamos que todo esto no se trata mas que solo cuestión de tiempo y sobretodo mucha fe.




Más Fotos del Recorrido








1 comment:

Celina said...

Good for people to know.